Conceptos básicos

Vos y ustedes en español

por Eva Bravo

13 octubre, 2015
octubre 13, 2015

Arcaísmo e innovación en las formas pronominales

Nos detendremos únicamente en dos hechos pronominales que ejemplifican el «arcaísmo» y la innovación del español de América, además de ser marcadores de las formas de tratamiento en el español hablado en América: el voseo y el uso de ustedes.

Aclaro que pongo entre comillas arcaísmo, porque para el hablante que usa vos, no es de ninguna manera un arcaísmo; para otros hablantes, es una pervivencia arcaizante de un uso que en su variedad dejó de usarse en los siglos XVI o XVII.

Es cierto que desde esa fecha quedaron restos en algunas zoans dialectales, siempre asociado al carácter conservador propio de estas hablas. Hablar, pues, del voseo como fenómeno arcaizante, es posible solo si se hace desde una variedad del español que abandonó este uso hace siglos. Veamos cuál es la situación de este fenómeno.

El voseo

El voseo es hoy un uso exclusivamente americano y de aceptación social. En época medieval existía la forma vos (construida con verbo en 2 persona del plural) como tratamiento de respeto para un .

Esta forma fue perdiendo el valor de cortesía hasta el punto de que a finales de la Edad Media indicaba ya confianza e incluso menosprecio. Hubo que recurrir entonces a otra expresión para indicar la distancia social: vuestra merced, de la que proviene el actual usted.

Estos cambios pronominales llegaron a América y se difundieron desde sus principales cortes virreinales -México y Lima- y arraigaron sobre todo en las ciudades. Pero a los lugares más alejados o de más difícil contacto con estos centros virreinales tardaron mucho más en llegar y su arraigo no es tan general; tal es así que cuando se producen los procesos de independencia el cambio aún no se ha introducido plenamente. En esos territorios alejados de los focos culturales, se conserva hoy vos como tratamiento de confianza (equivalente o sustituyendo a ).

La construcción del voseo

La fisonomía actual del voseo en América es variada porque en algunas zonas es uso general, tanto urbano como rural, mientras que en otras es solo propia de zonas alejadas de las ciudades y hablantes rústicos. Hablaremos en otra ocasión de estas diferencias.ratamientos 2 persona-singular

Nos centramos hoy en comentar que se han introducido algunos cambios en las desinencias verbales ya que los verbos de la 1ª y 2ª conjugación (-ar, -er) reducen su diptongo (-áis > ás, -éis > ésvos cantás, vos comés) y todas las conjugaciones pierden la -d en el imperativo (cantá, comé, salí).

Combinación de las formas verbales de vos y de tú

Por otra parte, y puesto que para algunos hablantes sustituye a tú, también se emplea vos con verbo en 2ª persona del singular (es decir, morfología de ): vos cantas, vos comes, vos sales; igualmente el hablante puede combinar en su discurso el uso de vos con sujeto o el pronombre complemento de tú (vos te callás, vos te callas, tú te callas).

tratamientos-2-plural

Uso social del voseo

Para el estándar peninsular, como decía, este fenómeno significa la pervivencia de una forma y un uso arcaizante, pero en Argentina, Uruguay, amplias zonas de Centroamérica y Ecuador, Perú, Chile, etc. goza de plena vitalidad y aceptación en el ámbito familiar, ya que es más formal y a veces puede indicar una cierta falta de confianza o distancia social.

El uso según clases sociales, grado de formalidad de la situación y niveles de educación varía de región a región: desde lugares donde sólo aparece entre las clases menos educadas y en la lengua hablada muy familiar de las clases cultas, hasta zonas como Argentina y Uruguay, donde se usa por todas las clases sociales, en todos los ambientes y tanto en la lengua escrita como en la oralidad. Su vitalidad actual está firmemente arraigada en buena parte por el prestigio de que goza el habla Argentina.

Ustedes (‘vosotros’)

El uso de ustedes como tratamiento de confianza es el único rasgo morfológico común a todo hispanohablante y tiene plena aceptación y prestigio en toda la gradación sociolingüística.

En el español estándar tiene dos usos claramente asignados: ustedes (+ 3 persona) es la forma de plural para el tratamiento de respeto, mientras que la confianza se marca con vosotros (+ 2 persona verbal).

No obstante, en Canarias y en buena parte de Andalucía se ha extendido también el uso de ustedes como forma de confianza. En este caso hay una diferencia porque los hablantes canarios, al igual que los americanos,  construyen siempre ustedes + 3ª persona.

Sin embargo, el fenómeo no es tan estable en las hablas andaluzas: algunos hablantes andaluces seleccionan la 2ª persona verbal (ustedes cantáis), otros alternan entre ambas formas verbales: ustedes sabéis / ustedes saben, mientras que otros siguen el uso estándar peninsular vosotros.

tu-vos

Los hablantes americanos y canarios construyen siempre con el verbo en 3ª persona, por lo que ustedes tiene un doble significado:

  • tratamiento de respeto
  • tratamiento de confianza (equivalente al peninsular vosotros)

Es un uso general en todos los niveles y situaciones, ya que la forma vosotros se aprende en la escuela pero es rara en la vida cotidiana.

En este caso, vosotros es para estos hablantes americanos tan «arcaísmo» como el vos para el hablante peninsular ;-))  Cosas de la lengua, que no evoluciona de forma idéntica y pareja en toda su geografía. Ahí se pone de manifiesto su versatilidad y variedad.

Yo soy andaluza de adopción (no nací aquí) y a veces uso vosotros y otras ustedes + 3ª pers. Pero no uso vos, claro, porque es ajeno a mi variedad.

Y tú, ¿qué forma usas?

 

También puedes oír contenido relacionado en Youtube, y no olvides suscribirte para no perderte ningún episodio.  🤓


Tags

Andaluz, Formas de tratamiento, Gramática, Variedades del español


También te puede interesar...

¿Qué es un documento indiano?
La Proclama de Iguala
La aldea global del español
  • Hola Eva,
    Una pregunta, se puede usar «ustedes» «nosotros» y «tu» en un mismo artículo? (Perdón, mi cellular está en Ingles). Me parece un desorden.

    Por ejemplo: «nuestro estudio comienza con una historia que ocurrió. …»

    «Abróchense los cinturones de seguridad, porque vamos a ver cosas interesantes …?

    «Te ruego me concedas un poco de gracia, y me escuches antes de ..,»

    • Hola, Cristina. Si no cambia el interlocutor (la persona o personas a las que va dirigida un texto) no debe haber cambios. Imagina que escribo una carta a una persona: tengo que pensar si le hablo de tú o de usted y hacerlo de forma consistente a lo largo del texto. Otra cosa distinta es que yo esté tratando, por ejemplo, de usted a una persona en una conversación y a lo largo de ella me diga que lo tutee; entonces sí puede cambiar el tratamiento. Gracias porcomentar.

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

    Suscríbete al boletín mensual

    >