Los docentes buscamos las claves que nos permitan determinar cómo interpretar la variación lingüística. La lengua evoluciona y cambia el uso de elementos, se deshace de unos e incorpora otros nuevos; es un proceso constante que al hablante le puede pasar desapercibido.

Sabemos que el vocabulario es lo que más -y  más rápidamente- se modifica, y no es extraño que asistamos cada cierto tiempo a la difusión de una expresión nueva. Pero hay otros aspectos sobre los que el hablante tiene menos conciencia, que labran lentamente un cambio lingüístico.

El español cuenta con más de 472 hablantes nativos, según el último informe del Instituto Cervantes, El español: una lengua viva. Informe 2016. No es de extrañar que los cambios y los rasgos en variación que coexisten en un momento dado sean muy significativos.

La variación en la clase de ELE

El profesor de ELE necesita determinar de forma clara qué estatus tienen los fenómenos de la lengua que están en variación. No solo precisa saber cuáles pertenecen a la norma y cuáles no, sino qué elementos son clave para la interpretación de la variación de una lengua.

Ante un rasgo lingüístico que presente diversidad, el docente necesita poder determinar al menos:

  • su pertenencia o no a la norma supranacional del español
  • su pertenencia o no a una norma nacional
  • la caracterización como dialectal o coloquial del rasgo para algunos hablantes.

A partir de este primer análisis podrá determinar el alcance del fenómeno y su dimensión social y geolectal en la lengua española contemporánea. Este  proceso no siempre es fácil, ya que hay fenómenos que tienen una distribución homogénea y estable, mientras que otros son fruto de interferencias complejas y muestran un grado de dispersión difuso.

No obstante, es posible establecer unas claves de interpretación que pueden ayudar al docente a determinar los elementos claves en la interpretación socio y geolingüística de un fenómeno.

El triángulo de la variación

Es posible expresar, mediante esta figura, la triangulación que puede hacerse de un fenómeno de variación. Esto nos permite considerar tres  claves interpretativas que sirvan al docente de ELE como base para definir tres aspectos esenciales:

  • la implicación lingüística del rasgo en cuestión,
  • la valoración social que tiene un rasgo
  • la vinculación con el propio hablante, con el yo lingüístico que experimenta dicha variación.Triángulo de la variación

La lengua: Hay que considerar el fenómeno en su dimensión histórica (cuándo se produce, por qué causa, qué planos de la lengua involucra, etc.) y de qué manera se ha ido construyendo en una comunidad idiomática.

La sociedad: ¿Qué valoración hace una determinada comunidad lingüística de las variables de un rasgo? ¿qué asociaciones o estereotipos se están conformando en torno a una variante?

El yo: el hablante nativo ha desarrollado una experiencia personal con la lengua y sus manifestaciones, desde los niveles populares del entorno familiar, hasta la expresión culta aprendida en su proceso de alfabetización. No obstante este proceso, el individuo culto forja una relación con los rasgos constitutivos de su idiosincrasia nativa y archiva en su mente una vinculación que adquiere incluso implicaciones afectivas.

Cuando un profesor de ELE se enfrenta a la decisión de qué español enseñar o qué rasgos utilizar en el aula o cuáles corregir, inicia un proceso de reflexión que debe considerar estos tres elementos del triángulo de la variación y sus interrelaciones.

¿Sabrías aplicar este proceso al análisis de  algún rasgo del español? En próximas entradas veremos ejemplos.

 

PS. Esta entrada está dedicada a mis alumnos de «Variedades y Geopolítica del español» del Máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera de la UIMP (2016). ¡Un placer trabajar con vosotros!

 

 

Eva Bravo, Catedrática de Lengua Española de la Universidad de Sevilla. Investigo sobre Español de America, la historia de la lengua española y las variedades del español. ¡Aquí hablamos en español y sobre el español!

Eva Bravo

  • Interesante! Soy estudiante en un curso (primer año) de español en una universidad sueca. Siempre me confundo la gran variedad del idioma; Me pregunto cada día que qué variante voy a desarrollar; usar el ceceo – puede mejorar la ortografía , el seseo – la mayoría de la gente que conozco lo usa, incorporar el uso de vosotros y las formas correspondientes… Usar voz en vez de tú (tengo parientes en Paraguay)…etc, etc. Este artículo puede ayudar un poco organizar mis pensamientos:-). Gracias!

  • {"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

    Descárgate este E-Book gratis

    >