Noticias

Reflexiones sobre la memoria histórica

por Eva Bravo

1 julio, 2015
julio 1, 2015

Nos anuncian hoy que mañana día 2 de julio de 2015 se procederá a quitar de la portada de la Facultad de Filología de la Universidad de Sevilla un escudo colocado allí hace años, no sé bien cuándo ni por qué Rector.

La explicación que nos dan es que la retirada del escudo se debe al cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica de 2007.

Un escudo en nuestro día a día

La presencia del escudo no ha impedido que entremos cada día por esa puerta numerosos profesores y alumnos, personal de administración y servicio, decanos y rectores, profesores invitados… Yo misma lo he hecho durante más de 30 años con mis mejores propósitos de cumplir con mi obligación profesional y contribuir a la mejora de mi institución.

No creo que este símbolo haya cambiado en nada mi visión de la Universidad y desde luego no me he sentido subyugada ¡y mucho menos  a estas alturas del siglo XXI!. Para los que no sois españoles, aclaro que la guerra civil terminó el 1 de abril de 1939 y que el sistema democrático empieza en España en 1975, tras la muerte de Franco. Es decir, hace 40 años.

Tampoco creo que ese ornamento entre en la categoría de la «retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura» que recoge la citada ley (art.15).

Universidad de Sevilla

Los signos y las personas

Comprendo que tras un cambio político, se cambian también las formas y los signos y que se supriman especialmente aquellos que son vejatorios para algunos ciudadanos; pero la verdad es que quitarlo hoy, 40 años después de la transición democrática de nuestro país y 8 años desde la publicación de la ley, me parece un sinsentido.

Ahora, una institución que está endeudada y con recortes -aplicados a veces a conceptos absurdos y en otras a aspecto vitales para el desarrollo de una docencia e investigación de calidad- se gasta lo que no tiene en esto.

No ha habido hasta ahora ni una manifestación por ese detalle de la fachada y no sé si hiere los sentimientos de alguien (la mayoría de mis alumnos dicen que ni se habían fijado…); pero puestos a herir, creo que hay cosas más sangrantes: las condiciones de las aulas en las que se imparten clases, los profesores compartiendo mesa de trabajo, el estado de los aseos del edificio, las ventanas de las aulas tapadas con papel porque no funcionan las cortinas, etc., cosas que, en definitiva, hacen el día a día de mi Facultad e influyen en la calidad de la enseñanza.

Conocer nuestra historia

En todo caso, hay que saber un poquito de heráldica y de vexilología para entender ese escudo y apreciar que hay en él símbolos de nuestra historia (no exclusivamente de la etapa franquista), de lo que nos hace ser hoy los españoles que somos, para bien o para mal.

Me gusta conocer mi historia y aprender de ella. Cualquiera con un mínimo de sentido común comprende que la historia no se puede borrar y por ello lo mejor es conocerla bien para aprender y comprender mejor tu nación y tu cultura. En resumen, citando a Bob Marley:

“no olvides tu historia ni tu destino”

Otros detalles históricos de la Universidad

Universidad de Sevilla

En la fachada del Rectorado de la Universidad Hispalense hay dos indios fumando en pipa. Algo tendrá que ver que el edificio fuera la antigua Fábrica de Tabacos de Sevilla, motor económico y comercial de la ciudad, pero ¿qué importa?

Seguro que bien por indio o bien por tabaco, alguna ley debe haber sensible a esta manifestación histórica. ¡Temblad que pronto os llegará! 😜


Tags

Política lingüística, Sociolingüística


También te puede interesar...

La situación de las lenguas americanas
Cómo escriben las mujeres
5 claves del español internacional
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete al boletín mensual

>