Documentos y textos, Recursos

Las crónicas de Indias

por Eva Bravo

6 marzo, 2013
marzo 6, 2013

La historia de las crónicas de Indias comenzó al alba de octubre de 1492. La aventura de Cristóbal Colón la empezó a escribir él mismo en su Diario, pero la historia de nuestra cultura hispánica, al escribimos juntos desde entonces. Veamos en este blog qué nos cuentan las crónicas de Indias y cómo eran los cronistas.

El texto del Diario de Cristóbal Colón

Después del sol puesto, navegó a su primer camino, al Oeste; andarían doce millas cada hora y hasta dos horas después de media noche andarían noventa millas, que son veintidós leguas y media. Y porque la carabela Pinta era más velera e iba delante del Almirante, halló tierra e hizo las señas que el Almirante había mandado. Esta tierra vio primero un marinero que se decía Rodrigo de  Triana; puesto que el Almirante, a las diez de la noche, estando en el castillo de popa, vio lumbre, aunque fue cosa tan cerrada que no quiso afirmar que fuese tierra; pero llamó a Pero Gutiérrez, repostero de estrados del Rey, y díjole que parecía lumbre, que mirase él, y así lo hizo y viola; díjole también a Rodrigo Sánchez de Segovia, que el Rey y la Reina enviaban en el armada por veedor, el cual no vio nada porque no estaba en lugar do la pudiese ver. Después de que el  Almirante lo dijo, se vio una vez o dos, y era como una candelilla de cera que se alzaba y levantaba, lo cual a pocos pareciera ser indicio de tierra. Pero el Almirante tuvo por cierto estar junto a la tierra. Por lo cual, cuando dijeron la Salve, que la acostumbraban decir y cantar a su manera todos los marineros y se hallan todos, rogó y amonestólos el Almirante que hiciesen buena guarda al castillo de proa, y mirasen bien por la tierra, y que al que le dijese primero que veía tierra le daría luego un jubón de seda, sin las otras mercedes que los Reyes habían prometido, que eran diez mil maravedís de juro a quien primero la viese. A las dos horas después de media noche pareció la tierra …

  • También puedes oír este contenido en Youtube. 
  • No olvides suscribirte para no perderte ningún episodio. 🤓

Tags

Crónicas y cronistas, Lecturas del Nuevo Mundo


También te puede interesar...

De carros y coches (otra vez)
La variación en la lengua: qué hace diferente al español americano
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete al boletín mensual

>