Historia del español

Fórmulas de tratamiento en el siglo XVI (VI): don

por Eva Bravo

24 noviembre, 2015
noviembre 24, 2015

Continuamos con el desarrollo de las fórmulas de tratamiento en el siglo XVI en España y América y, en esta ocasión, con el uso del tratamiento don.

Por las mismas fechas que vos, sufre un similar proceso de desprestigio la forma de tratamiento don:

‘Título honorífico que se daba en España antiguamente a los caballeros y constituidos en dignidad’ (Diccionario de Autoridades, s.v. ) .

En la primera mitad del XVI, señala J. Marichalar, no lo usaban los capitanes, cortesanos y secretarios de Carlos V, situación que recoge también Sebastián de Covarrubias:

«Muchas casas de señores han rehusado el don y no se le ponen; y por estos pocos que le dexan le han tomado muchos, que no se les deve. En las mujeres se admite con más indulgencia y facilidad.’

En efecto, el uso de don estaba externdido en las mujeres tanto en los textos literarios como en los jurídicos, en consonancia con el afán de medro social de la época:

«El [nombre] propio era Marcela, su don por encima despolvoreado, porque se compadecía menos dama sin don, que casa sin aposento, molino sin rueda ni cuerpo sin sombra.» (Mateo Alemán, Guzmán, pág.140)

En contraste con esto, Gila, la protagonista de La serrana de la Vera, obra del ecijano Luis Vélez de Guevara, rechaza como mujer rústica y respetuosa de las diferentes condiciones sociales, su casamiento con el capitán y todo lo que ello conlleva:

«El señor capitán busque en Plasencia / mujer de su nobleza que le iguale, / que yo soy una triste labradora / muy diferente dél, para los campos / buena que me conocen, y no quiero / meterme agora a caballera […] aprendiendo de nuevo reverenzias, / que será para mí darme ponzoña,/ y Gila no es buen nombre para doña.»(pág.137)

Uso de DON en América

El Inca Garcilaso nos ofrece en la segunda parte de sus Comentarios Reales (La conquita del Perú) una observación sobre la amplitud que tuvo este tratamiento en la sociedad americana:

«Francisco Pizarro, a quien de aquí en adelante llamaremos don Francisco Pizarro, porque en las provisiones de su majestad le añadieron el prononbre don, no tan usado entonces por los hombres nobles como ahora, que se ha hecho común a todos; tanto que los indios de mi tierra nobles y no nobles, entendiendo que los españoles se le ponen por calidad, se lo ponen también ellos y se salen con ello. A Diego de Almagro llamaremos ansimismo don Diego, porque fueron compañeros y es razón que lo sean en todo, pues en nada fueron desiguales.»(pág.34)

https://es.wikipedia.org/wiki/Fernando_de_Alva_Ixtlilxóchitl

En efecto, lo van a usar entre otros muchos:

  • don Antonio Cortés, indio que reclama en una carta de 1552 el reconocimiento de un escudo de armas
  • don Martín Cortés, hijo del conquistador y de la Malinche
  • don Juan de Zaldívar Cortés Moctezuma
  • el propio don Fernando de Alva Ixtlilxochitl

Respecto a la familia del conquistador, el don lo van a utilizar sus descendientes; así, dice su hija Francisca en una carta:

«Yo y don Francisco mi hermano como leales vasallos de su M. […] suplicamos a V. Alteza tenga en memoria los muchos y leales servicios quel marqués don Francisco Pizarro nuestro padre hizo…», y firma «doña Francisca Pizarra», Sevilla, 1551 (A.G.I, Indiferente General-1561).

La autoatribución del tratamiento DON

Hace bien el Inca Garcilaso en puntualizar que el don le fue otorgado a Pizarro en las provisiones reales -como a Colón- ya que no sucedía así en todos los casos. Contra este uso indebido de don se va a dirigir la pluma satírica de Rosas de Oquendo:

tratamientos 16-6

» iQué buena fuera la mar,amiga de gente grave,si lo que hace con los vinoshiciera con los linages!que avinagrando los ruineslos buenos perficionara.Mas son contrarios efectoslos que en estos casos hace,que a los bajos hace nobles,y a los nobles baxos hace,y en las playas de las Indiasqué de bastardos que nacen!qué de Pedros Sánchez Dones!qué de Dones Pero Sánchez! […]Todos son hidalgos finosde conocidos solares;no viene acá Joan Muñoz,Diego Gil ni Luis Hernindez,sino todos caballerosy personas principales.Sólo yo soy un pobretesin Don y con mil azares…»

Un proceso semejante se observa en la Península, donde será Quevedo quien en la «Instrucción y documentos para el noviciado en la corte» cuenta la situación del entorno cortesano:

«Cuantas tú no conocieres,

tantas hallarás doncellas:

que los virgos y los dones

son de una misma manera.»

Y en la «Pintura de la mujer de un abogado, abogada ella del demonio»:

«…el cabello como el don,

para no decir postizo,

negro e él, pues acompaña

dentro en Sevilla a Calvino;»

La desvirtuación de este originario título, propició su aparición antepuesto a sustantivos o adjetivos, en expresiones de ofensa o enfado que conlleva la forma vos, aun en aquellos personajes que reciben tú, como en los siguientes ejemplos de Lope de Rueda:

«¡A osadas, don mostrenco, si no me lo paeárades!»»¡Ah, don traidor, que agora pagareis lo que al cuartaguillo hecistes estar ayuno! ¿Acordaisos?»»¿Vos, Lucas, de qué huís? ¡Toma, toma, don rapaz!»»Toma una higa de pan para vos, don villano. Pero tomad vos esto, don ladrón tacaño», etc.

Fuentes primarias:

  • Alemán, Mateo (1984) Guzmán de Alfarache, I, ed. D. Brancaforte, Madrid: Cátedra.
  • Alva Ixtlilxochitl, Fernando de (1985), Historia de la nación chichimeca, Mdrid: Historia 16.
  • Colón, Hernando (1984), Historia del Almirante, Madrid : Historia 16.
  • Díaz de Gumán, Ruy (1986), La Argentina, Madrid: Historia 16.
  • Delicado, Francisco (1985), La Lozana Andaluza, ed. C. Allaigre, Madrid: Cátedra.
  • Dorantes de Carranza, Baltasar (1902), Sumaria relación de las cosas de la Nueva España, México, Impr. Museo Nacional.
  • Las Casas, Bartolomé de (1986), Brevísima relación de la destrucción de las Indias, Madrid: Sarpe,
  • Lope de Rueda (1976), Teatro Completo, Barcelona: Bruguera, 2ª ed.
  • Núñez Cabeza de Vaca, Álvar (1984), Naufragios y comentarios, Madrid: Historia 16.

Bibliografía:

  • Covarrubias, G. (1977), Tesoro de la lengua castellana o española, Madrid: Turner.
  • Marichalar, J. (1951),  «El uso del don en Garcilaso», RFE, XXXV.
  • Rosenblat, A. (1977), «Nivel social y cultural de los conquistadores y pobladores del siglo XVI» , en Los Conquistadores y su lengua, Caracas: Universidad Central de Venezuela.

 

También puedes oír este contenido en Youtube, y no olvides suscribirte para no perderte ningún episodio.  🤓


Tags

Formas de tratamiento, Gramática, Variedades del español


También te puede interesar...

How to Pronounce Cristobal
Tres interpretaciones de la naturaleza americana en Cristóbal Colón
Las palabras que nos explican América
{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Suscríbete al boletín mensual

>